FESTIVIDADES DE FIN DE AÑO

FESTIVIDADES DE FIN DE AÑO

FESTIVIDADES DE FIN DE AÑO

Texto por: León David Peñaranda
Publicado en: Sesquicentenario, 2007.

La religiosidad de nuestras poblaciones son un componente básico de nuestras manifestaciones culturales; entorno a las celebraciones religiosas se fortalecieron festividades que hoy podemos presentar como ricos eventos de nuestra cultura.

Nuestras festividades populares son la mezcla de manifestaciones artísticas y religiosas destacadas a nivel regional. Son ya varias generaciones de gramaloteros que han protagonizado y disfrutado de los eventos culturales que se desarrollan en la época de fin de año y que podemos describir así:

27 de noviembre

Las celebraciones de fin de año se inician el 27 de noviembre en conmemoración de la fundación del municipio y del día de la patrona, la Virgen de Monguí. previo a esa fecha se ha realizado la novena en la que la imagen recorre día a día cada una de las 24 veredas que conforman el sector rural de Gramalote, para terminar con su entrada al casco urbano el 26 de noviembre, siendo recibida por la comunidad con cabalgata, pólvora, música y alegorías mientras la multitud recorre las principales calles de la población, para desembocar finalmente en el templo San Rafael ; En las horas de la tarde y prima noche se realiza un acto cultural que celebra el cumpleaños de la fundación del caserío original, la quema de pólvora de luces y remata en el multitudinario baile popular en la Plaza la restauración en donde los participantes disfrutan hasta avanzadas horas del día siguiente. Para el día 27 se realiza la solemne misa en el templo donde usualmente los jóvenes reciben su primera comunión.

Las comparsas

Las festividades de fin de año continúan con la novena de aguinaldos, realizada entre el 15 y 24 de diciembre. Diariamente un sector urbano y un grupo de veredas se encargan (además de la Misa de Gallo y ermitas) del montaje de una comparsa que, apenas pasado el mediodía, recorre las principales calles de la población para concentrarse en la plaza de la restauración en la que espera la comunidad. La noche de Navidad, después de los actos religiosos, la plaza se convierte en el principal centro de reunión donde propios y extraños departen en un baile popular al compás de orquestas.

Día de los locos

El 29 de diciembre está a cargo de los jóvenes de la población y en las horas de la noche celebran el día de los Locos; disfrazados con atuendos, diseñados por ellos, recorren las calles del poblado persiguiendo a quienes se atreven a torearlos “corretear locos”.

Día de los globos

Los 31 de diciembre, a las 3 de la tarde, el tradicional atrio de la parroquia servía como lugar de reunión para la comunidad que, como símbolo de despedida, se concentraba para lanzamiento de globos de aire caliente construidos por las generaciones de graduados del bachillerato. An pequeños grupos se lanzan los globos, mientras bailan comparten y recuerdan de sus años de estudiantes. La celebración termina el año con el baile popular en la plaza municipal, el cual se inicia después de las celebraciones religiosas y hasta el día siguiente.

6 de reyes

Los primeros días del año son ocupados por los pobladores para preparar los eventos del 6 de reyes. Además de las celebraciones religiosas, la comunidad (jóvenes y adultos) realizan una representación en vivo de la epifanía del señor, la sagrada familia, los reyes magos, Herodes, su séquito, centuriones, pastores y un número de personajes, que superan el medio centenar, representan en la plaza la restauración la celebración que es presenciada por la comunidad desde el atrio del templo parroquial.

Las celebraciones cierran con un baile que se extiende desde las horas del medio día del 6 de reyes hasta el amanecer del 7 de enero, donde se dan por terminadas las festividades.

Semana Santa

Texto por: Lic. Hugo Heredia Escalante
Publicado en: Sesquicentenario, 2007

Los gramaloteros, desde tiempos ancestrales, siempre se han destacado por su espíritu religioso, así nos lo demuestra la historia. Desde que decidieron ser parroquia demostraron su interés por celebrar los misterios de Dios. Profesan la fé católica y el amor por la Madre de Dios. Es así como el Padre Jácome trae como patrona a la advocación de la Virgen de Monguí, para que vele por sus hijos y los acompañe en el caminar de la vida.

Acá se cumple con el mandato de los cánones romanos, se celebran las fiestas religiosas especialmente la Semana Santa, que se desarrolla con piedad y respeto por parte de los feligreses Gramaloteros. Desde el domingo de Ramos y durante toda la semana, se cumplen ceremonias y procesiones que son una muestra de la fe de los que aquí viven.