Desastre Natural

Home / Desastre Natural

A raíz de la crisis ocasionada por el fenómeno hidrometeorológico de “La Niña 2010-2011”, durante el mes de diciembre del año 2010, las fuertes lluvias que enfrentó Colombia ocasionaron un deslizamiento que destruyó una gran parte del casco urbano del municipio de Gramalote. El evento afectó una extensión de 100 hectáreas (incluyendo viviendas, vías, equipamientos públicos y privados y otra infraestructura) y a más de 1.000 familias que habitaban el casco urbano.

Inicio del movimiento de tierra

En los relatos de los gramaloteros, muchos recuerdan que desde el 6 de diciembre empezaron a escuchar rumores sobre el movimiento de la tierra en la parte alta del área rural del municipio. Sin embargo, pesar de que el movimiento y el desplazamiento de la tierra eran evidentes para los sentidos, los gramaloteros sentían que eso solo se iba a mantener en las montañas alejadas del casco urbano. Por muchas horas, las familias gramaloteras esperanzadas y apegadas a su fe se mantuvieron expectantes y disociadas de lo que estaba sucediendo. Solo cuando las casas empiezan averiarse de manera contundente y el sermón del párroco sugiere evacuar a mediados del mes, los ciudadanos empiezan a darse cuenta de que algo grave está sucediendo.

Evacuación e incertidumbre

Durante los días 15, 16 y 17 de diciembre, algunos empezaron a trasladarse para el campo, para los municipios cercanos y otros esperaron hasta el final por razones diversas como: la carencia de los medios para trasladarse, incredulidad, o falta de un lugar alterno para alojarse. Todo cambió cuando la institucionalidad departamental decide dar la orden de evacuar y organiza logísticamente esta acción, disponiendo transporte y albergues temporales. Los habitantes evacuaron el municipio, aturdidos por la situación y sin dimensionar lo que vendría posteriormente, por ello el desalojo se produjo con lo mínimo en bienes materiales. De esta manera, y gracias a la oportuna intervención del Gobierno departamental y al apoyo de toda la comunidad gramalotera, se evitó una tragedia donde se perdieran vidas humanas: en Gramalote ningún ciudadano falleció.

Solidaridad sin límites

En ese momento el espíritu de solidaridad desde lo rural a lo urbano era evidente. Una vez se da el desalojo, las veredas y su infraestructura fueron clave para proveer resguardo a las familias que no se trasladaron a los municipios aledaños y bodegaje para las pertenencias dejadas en las casas del pueblo. La población del campo fue altamente solidaria, pero ello no excluyó su vulnerabilidad: su mayor afectación estuvo en sus viviendas y en el colapso de las vías, lo cual trajo como consecuencia dificultades para el acceso a servicios básicos y alimentación. Ante esta situación empezaron a llegar las ayudas humanitarias y la atención para proveer con los kits de mercado a esta población.

Respuesta gubernamental

El Fenómeno de la Niña 2010 – 2011 en Colombia afectó la extensión total del país, convirtiéndose en uno de los desastres naturales con mayor número de damnificados, evidenciando las diferentes vulnerabilidades en materia ambiental, social e institucional del país.

El Gobierno Nacional, ante la magnitud de la emergencia y el desastre, reaccionó declarando al país en estado de calamidad y, a partir de ello, implementó una estrategia de atención a la población que incluía ayuda humanitaria, reparación de vivienda, subsidio de arriendos y acceso inmediato a servicios básicos.

Asimismo, desde la institucionalidad se realizaron ajustes y se creó la Ley 1523 de 2012 como política nacional para la gestión del riesgo de desastres. Lo anterior provocó un cambio organizacional en el Gobierno Nacional, departamental y territorial con miras a descentralizar, formar y fortalecer la institucionalidad de atención para las emergencias. Este marco contextual permite evidenciar un posicionamiento importante, en la agenda presidencial y ministerial, la atención de los afectados por el Fenómeno del Niño 2010 – 2011, con una visión de protección y restauración de los derechos y necesidades básicas.

En este contexto, teniendo en cuenta que el municipio de Gramalote fue uno de los territorios con mayor afectación, dado que toda su población se vio vulnerada por las lluvias que generó el fenómeno de remoción en masa, el proceso de reasentamiento de la población se consolidó como un proyecto de vital importancia para el Gobierno Nacional y contó con todo el respaldo institucional desde el momento de la emergencia hasta hoy en día.

 

Noticias Nacionales sobre la Tragedia

  • Titulo: Gramalote, un pueblo que se trago la tierra

     Medio que lo difunde: El espectador

     Link: https://https://goo.gl/Phqk5H

  • Titulo: Gramalote desapareció, la tierra se lo ha ido “tragando”.

     Medio que lo difunde: El Universal

     Link: https://goo.gl/Hd4oaS